prostitutas del siglo xvi el reinado de las prostitutas

Por todo ello el Concilio lo halló culpable de 54 crímenes de la peor categoría; le depuso del papado, y, para no verse condenado a lo que se merecía, el indigno papa optó por huir. El registro oficial del Vaticano ofrece de este hombre esta información sobre su inmoral reinado: Para aumentar su fortuna, el papa Juan puso impuestos a todo, incluyendo la prostitución, el juego y la usura. Del papa Pío II se dice que fue el padre de muchos hijos ilegítimos.

Pío fue seguido de Pablo II , quien mantenía una casa llena de concubinas. Su tiara papal estaba tan cuajada de joyas, que sobrepasaba el valor de un palacio. Vino después el papa Sixto IV ; éste tuvo dos hijos ilegítimos de su manceba Teresa a los cuales hizo cardenales. En cuanto al lujo y extravagancias, rivalizó con los césares. No negó que fueran sus hijos ni que fueran engendrados en el Vaticano.

Como muchos otros papas, multiplicó los oficios clericales y los vendió por vastas sumas de dinero. Incluso permitió corridas de toros en la plaza de San Pedro. El 31 de octubre de realizó una orgía sexual en el Vaticano, que no ha tenido parangón alguno en los anales históricos de la humanidad.

En cuanto al papa Pablo III , incluso la revista de signo católico Life dijo que siendo cardenal había tenido 4 hijos y en el día de su coronación celebró el bautismo de sus dos bisnietos; que eligió a dos de sus sobrinos adolescentes como cardenales, realizó festivales con cantantes, bailarinas, bufones y buscó ayuda de astrólogos. El papa León X fue elegido para 27 oficios diferentes clericales antes de tener 13 años de edad.

Con su producto compró el cargo y declaró que el quemar a herejes era una orden divina. Si sus antecesoras fueron las protagonistas de los mitos, las reinas del placer y de la muerte, este grupo de mujeres comparte con ellas la crueldad, la ambición de poder y el uso inteligente de su sexualidad.

Y agregan un ingrediente nuevo: No vacilaron en meterse en la cama de reyes y de Papas para erigir monstruosas hogueras, verter venenos en copas y comenzar verdaderas campañas de exterminio.

A fines del siglo III el cristianismo era una secta que proliferaba en las clases bajas del Imperio romano; despreciados, los primeros cristianos habían sido cruelmente perseguidos por el emperador Diocleciano. Y fue la perfidia de una mujer quien los salvó. Helena, pasó a la historia como Helena de Constantinopla o Santa Helena, era plebeya, concubina del rey Constancio y fue la madre de Constantino.

Tras un halo de beatitud ocultaba un profundo resentimiento y sangrientos deseos de venganza. Después de veinte años de conspiraciones y asesinatos urdidos por Helena, Constantino el Grande asumió como emperador y fue ella quien le aconsejó dar entidad de religión a la nueva secta ya que el apoyo de los cristianos era esencial para sostener el nuevo poder político.

Con ello y decenas de medidas que tomaron después, Helena le daba un golpe mortal a Roma, a los aristócratas que la habían despreciado y a su ex amante.

Ella inauguró la intolerancia religiosa, la persecución de los paganos, la discriminación de los judíos; instauró el día domingo como el día de descanso, dio forma al concepto de herejía y dio pie a sangrientas luchas y masacres. Y con el fin de mantener el poder que tenía sobre su hijo se valió de una mentira para que Constantino matara a su mujer la ahogó en agua hirviendo y a su hijo. Fue la primera emperatriz cristiana.

No destacaba en el circo ni por su belleza ni por su arte, sino por su falta de pudor sexual ya que protagonizaba escenas escandalosas con hombres y animales.

Era una maestra en el sexo. Valiéndose de este poder, de una férrea sangre fría y de su inteligencia privilegiada, se convirtió en la emperatriz bizantina esposa de Justiniano I. Como Helena, aparentó una profunda virtud cristiana para perseguir y matar a los ricos, a quienes la habían ofendido en el pasado y, de paso, a quienes no practicaran la fe en Cristo.

La condena era la tortura y la castración, actos que Teodora supervisaba personalmente. Para lograrlo, se sirvió de mil argucias y ordenó no pocos asesinatos, hasta que su amante fue nombrado Papa como Sergio III.

Marozia superó a su madre: Fue amante del amante de su madre, Sergio III, y tuvo un hijo con él. Se casó a los 17 años visiblemente embarazada y a los 19 mandó a matar al Sumo Pontífice, su amante y su padre.

Sin embargo, Juan X, amante de Teodora, tuvo la oportunidad de demostrar su valor como estadista y soldado cuando los sarracenos llegaron a 50 kilómetros de Roma a los que finalmente logró derrotar. Esto disgustó tanto a la madre como a la hija y convirtieron a Roma en un caldero de rencillas, rencores y odios viscerales contra Juan X. En este hervidero de intrigas y venganzas, los padres y el primer marido de Marozia fueron asesinados; se casó nuevamente, urdió un plan para hacerse con el poder de Roma pero fracasó; cuando volvió a intentarlo, triunfó y mandó a encarcelar a Juan X de por vida.

El buen pastor da la vida por las ovejas. No le importan nada las ovejas. Yo soy el buen pastor, y conozco a mis ovejas y las mías me conocen a mi Doy mi vida por las ovejas". El hambre, la desigualdad cada vez mayor, y las injusticias y abusos tan enormes que hay en el mundo actual son fuentes de violencia. Acompañemos al Papa Francisco en esta lucha. Faustino Vilabrille, 16 de abril de a las La Iglesia, contra la trata Suscríbete a nuestro boletin.

Los obispos españoles blindan el secreto de confesión en su nuevo decreto de protección de datos 3. No queremos sus sermones" 5. Scapolo desmiente al sacerdote que lo acusó de encubrir los horrores de Karadima 6. Las víctimas reclaman al PSOE que los delitos de abusos a menores y acoso no prescriban 9.

El obispo de Rancagua renuncia al frente del Consejo anti-pederastia de la Iglesia chilena Francisco, sobre la entrada de homosexuales al seminario: Laicos chilenos piden la cabeza del nuncio Scapolo: Carta a Irene y Pablo Iglesias.

Carta a Irene y Pablo Iglesias 2. Un Cónclave 'franciscano' 3. A ella le hicieron salir del país dirigiéndose a Estados Unidos , en tanto que Ludwing I se vio obligado a abdicar en ese preciso momento. Lola Montez murió a los 39 años de edad a causa de una neumonía , la que contrajo en su primer paseo tras haber sufrido un derrame cerebral que le había dejado paralizada por un tiempo.

Fundador y Director de Red Historia. Especiales de Historia, Historia. Prostitutas en la Historia. By Marcelo Ferrando Castro on 6 marzo, En Babilonia las mujeres debían prostituirse una vez en la vida con un extranjero. La Edad Media es una época contradictoria respecto a la prostitución. Desde que el pasado 9 de. La religión en el Antiguo Egipto: La historia del disfraz: Cronología del Carnaval Los carnavales tienen siglos de historia,.

Historia de la cesta de Navidad Las cestas de Navidad son toda.

prostitutas del siglo xvi el reinado de las prostitutas

Esto disgustó tanto a la madre como a la hija y convirtieron a Roma en un caldero de rencillas, rencores y odios viscerales contra Juan X. En este hervidero de intrigas y venganzas, los padres y el primer marido de Marozia fueron asesinados; se casó nuevamente, urdió un plan para hacerse con el poder de Roma pero fracasó; cuando volvió a intentarlo, triunfó y mandó a encarcelar a Juan X de por vida. Mientras en torno de Lucrecia Borgia empezaba a construirse una leyenda negra de corrupción sexual, jugadas maquiavélicas, asesinatos de maridos y familiares, veneno escondido en un anillo hueco e incesto con su padre Rodrigo Borgia, el Papa Alejandro VI, y con su hermano César, otras mujeres dominaban la escena renacentista con su malicia.

Quinientos años después el dictador Francisco Franco quiso convertirla en santa. El cóctel Bloody Mary fue creado en honor a ella, porque durante su reinado envió a la hoguera a miles de protestantes en una Inglaterra que apenas unos años antes por orden de su padre se había convertido a esta creencia.

Llegó al trono con 37 años, soltera, una historia familiar que producía escalofríos y una vida personal llena de humillaciones. Decidió vengarse de los protestantes y de los nobles, se rodeó de asesores religiosos y se enamoró perdidamente de su sobrino. Los ingleses conjuraron y se rebelaron contra la reina para impedir este matrimonio con un español católico.

María, enfurecida, salió a las calles para arengar a los católicos contra los protestantes y el pueblo la apoyó. Quienes mostraban compasión eran arrestados, cientos fueron detenidos por ser considerados herejes y torturados. Las personas especialmente odiadas por la reina tenían muertes lentas y dolorosas. Esta intolerancia hizo que miles tomaran el camino del exilio. Al ver por primera vez la Ciudad de las Siete Colinas, cayó al suelo diciendo: No había pasado mucho tiempo en dicha ciudad, cuando pudo darse cuenta de que Roma era todo menos una ciudad santa.

Pudo ver que la iniquidad que existía en todas las clases del clero. Los sacerdotes contaban chistes indecentes y usaban palabras profanas, incluso en la misa. Lutero describió a los papas de la época como peores en su conducta que los emperadores paganos y explica que los banquetes de la corte papal eran servidos por doce mujeres desnudas.

Tanto es así, que se acostumbra a decir: Era la estatua de la papisa Juana. Se dice que nació en la tierra del Rhin, en Ingleheim. Allí ganó tanta influencia como hombre, que fue elegida papa. Sin embargo, después de un pontificado de dos años, un mes y cuatro días, fue descubierta su condición de mujer: En un momento del recorrido el Papa se llevó las manos a su abdomen y comenzó a retorcerse de dolor, cayendo al suelo y apareciendo de su entrepierna un recién nacido.

Ilustración que representa el momento en que la supuesta Papisa Juana se pudo de parto lavoceditutti Ante el asombro de todos los presentes comenzó a producirse una algarabía que acabo con un grupo de ciudadanos gritando por la ofensa a Dios cometida por la mujer Papa, acabando con su vida y la del bebé a base de golpearles con palos y lanzamientos de piedras. En tiempos recientes, la historia de la papisa Juana ha sido discutida. Por razones obvias, Roma ha tratado de ocultarlo; sin embargo, antes de la época de la Reforma, la cual expuso tanto pecado en la Iglesia Romana, la historia era parte de las crónicas y conocida por obispos e incluso por los mismos papas.

De hecho, todos los libros de historia de antes de la Reforma mencionan a la papisa Juana en el texto o en el margen. Se discute que hasta el siglo XV los papas tenían que pasar por un examen físico para que el caso de la papisa -el papa femenino— no se volviera a repetir. Tampoco podemos encontrar documento alguno en el que figure el nombre con el que realizó su pontificado aunque se barajan varios, entre ellos el de Juan VIII o Benedicto III existiendo papas que utilizaron esos nombres, pero que nada tuvieron que ver con la que llegaría a ser conocida como Papisa Juana.

Dicho esto comenzaba toda la liturgia de coronación del nuevo Sumo Pontífice. Mucha es la literatura, documentación e ilustraciones que existe sobre este extraño proceder para verificar si el recién escogido Papa disponía de atributos masculinos, aunque la Iglesia Católica nunca ha confirmado oficialmente que se realizase tal ritual. Recibir un email con los siguientes comentarios a esta entrada. Recibir un email con cada nueva entrada. Escribe aquí tu email Haremos incapie en la Pornocracia, la epoca en que las prostituas gobernaron, la epoca de Teodora y Marozia.

Retrato de Lucrecia Borgia de Bartolommeo Veneto. Icono oriental ortodoxo de Constantino el Grande y Santa Helena, su madre. El uso de la cruz con fines políticos. Mosaico que representa a Teodora, de Meister von San Vitale ca. Monsignore 22 marzo at Genin 22 marzo at Gonzalo 22 marzo at Blanca 22 marzo at Y para rematar y tirar piedras contra su propio tejado… el anuncio de marras.

Oscar 22 marzo at Así se le consideró al principio, ahora parece que ha cambiado la versión…. Cuando las prostitutas gobernaban la Iglesia Religiones. Una visión crítica Scoop. Cuando las prostitutas gobernaban la Iglesia Cuéntamelo España 22 marzo at Kikas 23 marzo at Javier Sanz 23 marzo at Bucaner0 23 marzo at Josemanuelvaro 23 marzo at Palawebpuntoes 23 marzo at AntonioEZafra 24 marzo at GrupoAlpha 24 marzo at NiciasDuainz 24 marzo at JaspeLapislazul 24 marzo at DiavoloCh 25 marzo at Yomisma 25 marzo at José Tojeiro 27 marzo at Facundo 30 agosto at Yo 31 agosto at Durante cincuenta años, éste sería el sistema de gestión y control por el que se guiaría la prostitución sevillana.

Veamos el texto íntegro de la Ordenanza y que cada cual saque sus conclusiones. Ordenamos que el padre o padres que fueren en esta dicha ciudad no puedan él ni otro por él directa ni indirectamente alquilar ropa alguna, ni camisa, ni toca, ni gorguera, ni saya, ni sayuelo, ni otra cosa ninguna a ninguna muger de la dicha mancebía, ni quedar a pagar por ella a ninguna persona, so pena que por la primera vez que lo hiciere y le fuere probado pague de pena mill maravedíes e pierda todas las ropas que ansí alquilare o comprare, o quedare por fiador de ellas, y se repartan en esta manera: Item, ordenamos y mandamos que el tal padre o padres no puedan recivir ellos, ni otros por ellos, ninguna muger empeñada, ni sobre ella ni sobre su cuerpo puedan dar ni prestar dineros algunos directa ni indirectamente por ninguna via ni forma que ser pueda, aunque ella propia lo consienta y aunque la tal muger los pida prestados para curarse ni para otra necesidad que tenga, so pena que por la primera vez caiga e incurra en pena de dos mill maravedíes y tenga perdidos los dineros que ansí prestare y por la segunda vez tenga la pena doblada, e las penas se repartan por la forma arriba contenida.

Item, ordenamos y mandamos que los tales padres no consientan a ninguna muger estar enferma en la dicha mancebía, ni las curen, ni les den medicina alguna, sino que luego hagan saber a los diputados nombrados por la ciudad para que ellos las hagan llevar a los hospitales, so pena que por la primera vez aya de pena mill maravedíes repartidos en la manera que dicho es, y por la segunda vez la pena doblada.

Item, ordenamos y mandamos que en la dicha ciudad de aquí adelante, quando por su señoría se arrendaren las boticas de la mancebía, que su señoría sea servido de las mandar arrendar con las condiciones de suso contenidas y las mismas guarden y cumplan las otras personas que tienen y tubieren arrendadas las boticas y mesones que hay en la dicha mancebía.

Item, pedimos y suplicamos a la dicha ciudad que desde aquí adelante y dende luego su señoría nombre un veinte e quatro e un jurado que sean diputados de en quatro en quatro meses para ver y visitar los dichos padres e se informen si guardan y cumplen lo de yuso contenido, y que siempre quede uno de los dichos diputados viexos para el otro que nuebamente se nombrare, y que lo hallaren que es cosa dina de remedio hagan saber al asistente o a sus thenientes para que lo manden guardar y executar, no obstante que nosotros seamos y quedemos jueces para lo ver y visitar y proveer en el caso lo que sea justicia conforme a lo aquí ordenado.

Item, ordenamos y mandamos, prohibimos e defendemos que las dichas mugeres de la mancebía no estén ni residan en ella ganando en ninguno de los días de domingos, fiestas y quaresmas y quatro témporas y vigilias del año, antes mandamos que en los tales días las puertas de la dicha mancebía estén cerradas y que el padre no las abra ni consienta abrir para el dicho efecto, so pena a la muger que ganare los tales días en la dicha casa le sean dados cien azotes y al padre que lo consintiere e no lo impidiere y estorbare le sea dada la misma pena.

Item, mandamos que el padre de las mugeres no consienta ganar, ni dormir noches, ni siestas a ninguna muger fuera de la dicha mancebía si no fuere a comer o cenar y luego volberse a la dicha mancebía, so pena que por cada vez que lo contrario hiciere qualquiera de las dichas mugeres, o él por consentillo, incurra en pena de seiscientos maravedíes repartidos la mitad para los Propios y la otra mitad para el denunciador, lo cual manda executar desde el día que se le notificare, e que no tenía mas de una casa en que moren, pues no ganando en ella las dichas mugeres le basta.

Las quales dichas ordenanzas mandan que se guarden y cumplan en todo como en ellas se contiene y no excedan de lo en ellas y en cada una de ellas contenido, so las penas en ellas declaradas, por el tiempo que la voluntad de la ciudad fuere. Fecho en Sevilla, miércoles siete días del mes de mayo de mill y quinientos y cincuenta e tres años". Antiguas ordenanzas municipales de la ciudad de Ronda y su jurisdicción mandadas pregonar por orden del rey Don Felipe Recogidas en "Poder y prostitución en Sevilla" pp.


Warning: printf() [function.printf]: Too few arguments in C:\PB\Plugins\TemplateConvertorHost\htdocs\wordpress\wp-content\themes\creativ-business\comments.php on line 46

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *